Piensa como un hacker y transforma tu negocio

¿Cómo una empresa puede ser más productiva al inspirarse en la cultura hacker? Y es que romper los cánones establecidos puede generar nuevos canales hacia el cambio.

Y esto es fundamental en esta nueva era digital para reinventarse, fomentar la curiosidad y la capacidad de actuación dentro de una organización, como lo vienen haciendo las grandes empresas que afrontan una transformación digital que sacude sus cimientos.

Hay que tener en cuenta que muchas de las empresas diseñadas para triunfar en el siglo XX morirán en el siglo XXI si son incapaces de asimilar la frenética evolución tecnológica de los últimos años y no cambian su visión de negocio.  Por eso que muchos empresarios apuestan en pensar como un hacker para que sus empresas sigan creciendo.

Las personas que piensan las cosas de forma diferente son capaces de tomar la iniciativa y resuelven problemas constantemente sin pedir permiso. Precisamente, uno de los errores de las grandes empresas es sobrecomunicar las cosas que al final no se hacen.

Los hackers, en cambio hacen muchas cosas y no las comunican. Provocan, cuestionan todo y perseveran. En este proceso el fracaso también juega un papel importante, pues de él se aprende. Lo que no vale, son las excusas.

En el plano filosófico “el idealismo y la curiosidad es fundamental”. Los piratas informáticos creen en lo que están luchando y tienen una curiosidad permanente, por lo que “no hay invención sin capacidad de asombro”. Por eso se debe trasladar esa mentalidad a las empresas.