1. Activa la conciencia de las verdaderas vulnerabilidades

Puede ayudar a priorizar el presupuesto y los gastos en seguridad. Por supuesto, esto tendría ventajas en la administración del tiempo de tu equipo y la percepción que tienen sobre el estado actual de los sistemas.

Clasifica las vulnerabilidades de tu sistema en bajo, medio y alto, con tal que uses tu energía en lo que verdaderamente importa.

2. Te da una oportunidad de actuar

Imagina que tienes una brecha en tu infraestructura y tu información fue robada. ¿Y ahora qué? Bueno, con pruebas de pentesting tienes el chance de anticiparte a este escenario y así tu equipo puede corregirlo apropiadamente. No permites que se genere un pívot y que un cibercriminal penetre aún más tu sistema con información mucho más sensible.

3. Entrenas a tu equipo en tiempo real

Pones a prueba la habilidad de tu equipo de reaccionar frente a un tipo de ataques específicos. Puedes rastrear y evaluar qué tan bien se comportó tu equipo, se comunicó frente a un evento determinado y/o implementó una reparación permanente. Esto es muy importante al desarrollar un reporte de incidentes.

4. Mejora la lealtad e imagen de tu empresa

¿Qué pasaría si un ataque perpetrado es hecho público? ¿Qué ocurriría con la reputación de tu empresa? Tus clientes perderían confianza en tu negocio. El pentesting te da una oportunidad para reafirmar tu compromiso con la seguridad e inspirar confianza en tus clientes. ¿Le darías tus datos a una empresa que tenga una rutina sólida de pentesting o a una empresa que no tienes la certeza que lo haga?

5. Te permite evaluar qué tan preparada está tu empresa para un ciberataque.

Al realizar un riguroso procedimiento de pentesting podrás revelar procesos internos defectuosos de seguridad. ¿Estás pasando por alto algo en el ecosistema de dispositivos que componen tu infraestructura? Tal vez no tienes todo organizado como lo esperabas.

Saber cómo está tu empresa o tu equipo para un eventual ataque te dará una ventaja sobre lo que puede ocurrir realmente. Finalmente un test de penetración deberá responder a las siguientes preguntas:

¿Qué tan preparado está mi equipo o negocio para posibles ataques?
¿Qué tan listo estoy para recibir un ataque?
¿Podría recuperarme de un ataque?